EL ÚLTIMO VIAJE DE LA FRAGATA MERCEDES EN EL ARCHIVO DE INDIAS

Hace unos días un periódico señalaba que un destacado miembro de la actual corporación municipal de Sevilla, reconoció durante la visita a la exposición del “Último viaje de la fragata Mercedes”, que se realiza en el Archivo General de Indias, que era la primera vez en su vida que ponía un pie en este edificio. El periódico, discretamente, no revelaba el nombre del edil, pero a mí no me sorprende, porque, a pesar de estar declarado “Patrimonio del Humanidad”, por su continente y contenido, este edificio es un gran desconocido para muchas personas que residen o visitan Sevilla.

Pues esa ya es una poderosa razón para ir a la exposición, conocer o volver a visitar este magnífico edificio del XVI, cuyos planos realizó Juan de Herrera y que ejecutaron importantes arquitectos de la época como Minjares y Vandelvira. Es un placer visitar su patio central, de estilo puramente renacentista, subir por la majestuosa escalera del XVIII, contemplar sus hermosos techos, recorrer sus galerías amuebladas con las estanterías y mesas de caoba que albergaban los grandes tesoros del archivo, sus documentos, planos, mapas, legajos. Todo esto ya merece la pena y si además te encuentras con una exposición como ésta, pues mucho mejor.

La exposición la abren, nada más y nada menos, que los dos retratos que hizo Goya, de Carlos IV y María Luisa de Parma, reyes de España en el momento en el que se produjo el hundimiento de la fragata Mercedes, realizados por encargo de la Real Fábrica de Tabacos de Sevilla, ambas obras se encuentran depositadas permanentemente en el propio Archivo de Indias, gracias a la cesión de la Fundación Altadis, propietaria de las mismas. Una fundación, por cierto, que hoy está en manos de Imperial Tobacco, una compañía del país que nos hundió la fragata Mercedes, y que mantiene la soberanía sobre el peñón de Gibraltar, donde los piratas del patrimonio submarino de Odyssey trataban de escamotear al estado español el tesoro de la fragata Mercedes, felizmente recuperado a través de los tribunales norteamericanos, y que, en parte, se expone en esta muestra. Acompañan estos retratos uno de Godoy realizado por Carnicero, propiedad de la Academia de San Fernando de Madrid.

Me ha parecido muy interesante la propuesta expositiva, que incluye dos buenos audiovisuales, espléndidas maquetas, valiosos documentos originales, y también la utilización que hacen del efecto amplificador de los espejos, con los que juegan cuando se presenta una parte del tesoro recuperado de la fragata o una parte del barco, es una forma de ampliar algo que se muestra parcialmente. También me ha parecido muy interesante la oferta de Atrium Cultura, de cuya mano hicimos la visita, una propuesta en la que se dedica el tiempo necesario para situar en su contexto histórico los hechos narrados en la exposición. Muy bien el guía, el historiador del arte, Emilio Rubio, enhorabuena.

Así que animo, a quien no lo haya hecho todavía, a disfrutar con esta exposición, que permanecerá abierta hasta el 26 de mayo, y también con el edificio que la alberga, el Archivo General de Indias.

Enero 2016.

Galería de fotos

Cartel ExposiciónFoto: Archivo de IndiasFoto: Periódico El MundoFoto: Florencio CostánFoto: Florencio CostánFoto: Florencio Costán