EL GRAN SILENCIO

La idea de hacer una exposición en el CAAC de la Cartuja de Santa María de las Cuevas en la que volvieran a ese histórico recinto un buen número de las principales obras de arte que colgaban de sus paredes o adornaban sus altares durante la época en que fue habitada por la orden cartuja y conseguir que esas piezas “dialogaran”, como se dice ahora, con obras contemporáneas, me parece una muy buena idea. Por tanto, enhorabuena por ella. Pero, lamentablemente, en mi opinión el resultado ha sido fallido, porque ni han vuelto a “su” cartuja los emblemáticos lienzos de Zurbarán, no ha venido el maravilloso Cristo de los Cálices de Martínez Montañés…no han venido, por los motivos que sean, falta de voluntad política, insuficiente dotación presupuestaria, falta de ambición, por lo que sea, el caso es que las principales obras no han venido y eso que solo tenían que cruzar el río, y las que han venido no han conseguido “dialogar” con las obras contemporáneas.

"El Gran silencio" es una sucesión de salas en las que en unas hay obras contemporáneas y en otras obras antiguas. Si no están en el mismo espacio, es imposible que se produzca el diálogo. En unas salas el silencio es (o debería ser) el gran protagonista y en otras el protagonismo es para la ausencia de silencio, pero los sonidos se propagan por todo el espacio, por lo que el silencio no protagoniza nada en ninguna sala. Lo siento, no ha resultado. La ejecución de la idea no me ha parecido buena. 

En cambio me han parecido interesantes algunas de las propuestas que pude ver en la otra exposición que hay en estos momentos, complementaria con “El gran silencio”: “El presente en el pasado”. Además de la sobrecogedora obra de Louise Bourgeois, me ha gustado como los cuadros de Broto comparten espacio con las esculturas de Duque Cornejo, pasado y presente ¿dialogaban? o, al menos, convivían en armonía. Me ha parecido impresionante la sillería de legos de la antigua Cartuja ¡que la guardan en un almacén! Y llevaba décadas sin exponerse. ¿Por qué no se deja en el sitio donde estuvo? ¿por qué se mantienen en su lugar de origen otros elementos de la antigua cartuja (afortunadamente) y esta magnífica sillería no? Animo a los responsables del CAAC para que, por favor, no vuelvan a almacenarla, que la dejen donde está ahora, donde estuvo, en la iglesia principal o si se considera que allí interfiere demasiado con el contenido expositivo que allí pudiera presentarse, que la pongan en la iglesia de afuera, en la llamada “del pueblo”, pero no en un almacén, por favor.

Agradecer, una vez más, la amabilidad del Servicio Educativo del CAAC y de Mª Feli Sierra en particular.

Galería de fotos

Foto del CAACFoto de Florencio CostánFoto del CAACFoto de Florencio CostánFoto de Florencio Costán