COLOQUIO CON EVA DÍAZ PÉREZ

La dedicatoria que Eva Díaz Pérez escribía en una de las novelas Adriático que le pasamos para la firma al final del coloquio decía "Para… (uno de nosotros), dándole las gracias por invitarme a disfrutar de una maravillosa jornada de historia y literatura, desde los heterodoxos del siglo XVI a los decadentes personajes que viven y, sobre todo, mueren en esta decadente Venecia"

Solo hay que cambiar el sentido del agradecimiento para resumir perfectamente la jornada que compartimos con Eva, somos nosotros los que le agradecemos a ella su proximidad, amabilidad y capacidad de comunicación, que consiguieron que nos sintiéramos todos muy a gusto, que el coloquio fuera muy participativo y que, efectivamente, pasáramos una maravillosa jornada de historia y literatura. 

El hilo conductor de la actividad fue su primera novela "Memoria de cenizas", la historia, que muchos de nosotros conocimos gracias a la obra de Eva, la de los monjes jerónimos del monasterio de San Isidoro que tuvieron que huir, los que lo consiguieron, para evitar la hoguera, víctimas de la intransigencia religiosa de la época. Unos hombres, como Antonio del Corro o Casiodoro Reina, cuya talla intelectual y obra, no ha sido, y, sorprendentemente, sigue sin ser reconocida en España. Esta historia nos llevó a visitar los restos del castillo de San Jorge y el imponente Monasterio de San Isidoro del Campo, conjunto que todos esperamos que algún día, no muy lejano, quede totalmente restaurado. Hay pocos edificios en Andalucía que merezcan, como éste, un esfuerzo económico para su puesta en valor.

Y desde el siglo XVI pasamos a su última novela, Adriático, premio Ciudad de Málaga de Novela, obra que se desarrolla en la decadente ciudad de Venecia. Distintas historias dentro de la historia, historias que descubrimos a través de objetos rescatados del fondo del canal veneciano, como aquella bola de cristal/pisapapeles que un día se le cayó a la autora cuando era una adolescente y que años después le inspiró esta excelente novela. 

Enhorabuena Eva por tu obra y por tu calidad humana.

Galería de fotos

Foto de Florencio CostanFoto de Florencio CostanFoto de Florencio CostanFoto de Florencio CostanFoto de Florencio CostanFoto de Florencio CostanFoto de Florencio Costan