Redescubrir el mudéjar

A través de Estípite Gestión Cultural realizamos un recorrido por el mudéjar, el gran protagonista del entorno de las calles Feria y San Luis de Sevilla.

Pedro Martínez, doctor en Historia del Arte, fue nuestro excelente guía para este recorrido que comenzamos en el Palacio de los marqueses de la Algaba, actual sede del Centro de Interpretación del Mudéjar. Nos gustó mucho este edificio, recuperado para la ciudad después de años de abandono y deterioro, pero nos parecieron escasos los contenidos del arte mudéjar que se exponen en él.
Espléndida la vista desde el despacho donde, a través de arcos polilobulados, se contempla la torre de la vecina iglesia, también mudéjar, de Omnium Sanctorum.

Continuamos por la pequeña iglesia gótica-mudéjar de San Martín, restaurada en los setenta por Rafael Manzano, para, posteriormente, desde la calle Castellar ir acercándonos a la calle San Luis, sin perder de vista la espléndida torre de la iglesia de San Marcos. Concluimos nuestro recorrido en Santa Marina, uno de los templos más antiguos de Sevilla, con su preciosa portada ojival y sus dos hermosas cúpulas, la de la capilla del Sagrario y la de la Aurora.
Por estar todavía cerrada, no se sabe bien si a la espera de ser restaurada o pendiente de evaluar su estado de conservación, no pudimos incluir en este recorrido la iglesia de Santa Catalina, otra de las grandes joyas mudéjares que existen en esta zona de la ciudad.

Unos lugares que, a pesar de sus grandes valores históricos y artísticos, son muy poco conocidos y valorados, tanto por los propios sevillanos como por los que visitan la ciudad.
Y para reponernos después de un recorrido con tanta historia el sitio que elegimos no podía ser otro que El Rinconcillo, un bar restaurante con orígenes en el siglo XVII.

Galería de fotos

Foto de Florencio CostanFoto de Florencio CostanFoto de Florencio CostanFoto de Florencio CostanFoto de Florencio CostanFoto de Florencio Costan