ALBARIZA EN GALICIA: CULTURA, GASTRONOMÍA, NATURALEZA E INGENIERÍA

Lugar

Galicia

Fechas

Junio 2011

Por segundo año consecutivo, Asociación Albariza, organizó un viaje a Galicia. El año pasado, con motivo del Xacobeo realizamos distintas etapas del Camino de Santiago. En la actividad de este año, además de los objetivos tradicionales de nuestra asociación: Cultura, gastronomía y naturaleza, incluimos un cuarto: ingeniería.
Comencemos por este último. Tuvimos la oportunidad de conocer de la mano del Presidente de la Autoridad Portuaria de A Coruña, Enrique Losada, las impresionantes obras del Puerto Exterior. Un proyecto de la envergadura de éste y en un entorno económico como el actual, solo puede salir adelante con un presidente que tenga un entusiasmo, convencimiento y capacidad de comunicación como los de Enrique, al que agradecemos las atenciones que tuvo con nosotros al acompañarnos, no solo en la visita al Puerto Exterior de A Coruña, sino también junto con Ana, su encantadora mujer (frase tópica pero en esta ocasión rigurosamente cierta) en distintos momentos de nuestra estancia en Galicia.

Con el reconocimiento de todos, nuestro socio Alfonso Orti, brillante organizador de la actividad, le entregó a Enrique, en una cena en el Real Club Náutico de La Coruña, nuestro “ tombstone” con la imagen corporativa de la asociación. También lo recibió, en esa misma cena, Alejandro Gómez-Ulla de manos del presidente de la asociación. Alejandro es un empresario del mundo de los seguros, un referente en la pesca deportiva gallega, y, sobre todo, un amigo al que también agradecemos su papel fundamental en la organización de este viaje.
En el aspecto cultural, realizamos una visita guiada por la ciudad de La Coruña, visita que realizamos el día de las impresionantes (y trágicas este año) hogueras de San Juan. Subimos a la Torre de Hércules, de la que pudimos llegar a conocer hasta la óptica del faro, monte de San Andrés y sus espectaculares vistas, Plaza de María Pita, en la que Chus, nuestra guía, se explayó con su historia y leyendas. Días posteriores visitamos Pontedeume, la fortaleza de San Felipe y los monasterios de Caaveiro y Monfero.

En cuanto a gastronomía, fuimos realizando una encuesta entre los asistente, para seleccionar de cada restaurante el mejor plato. Los resultados fueron: La empanada de pulpo y las filloas de Casa Arcas en Culleredo, el reo en el Club Náutico de La Coruña, las navajas de Pardiñas en Coruña, el sargo de Casa Tono en San Felipe, las zamburiñas al horno con jamón y pimentón en el Club Marítimo de la Penela de Cabañas, los percebes y la carne de Paraíso en Valdoviño. En la Cantina O Tres de Vilarmaior, la votación quedó desierta, no nos gustó ni la comida ni el propietario.

El componente de naturaleza giró en torno a las Fragas del Eume. El viernes hicimos el recorrido hasta el monasterio de Caaveiros y el sábado descendimos en kayak hasta Pontedeume, pero esto será objeto de una reseña independiente que Trause ha preparado.
No quisiera concluir esta nota sin una referencia a nuestro alojamiento en el Pazo da Cruz en Vilarmaior. Recomendable por su entorno, decoración, y precio razonable y también por la paciencia de su propietario, que contemplaba perplejo la hiperactividad de este grupo. El transporte lo realizamos con Autocares Rivas de Betanzos. Muy bien, especialmente gracias a Juan, un excelente, responsable y comprensivo conductor.
Nuevamente hemos disfrutado en Galicia. Gracias a todos los que lo han hecho posible.

Galería de fotos

Foto: Florencio Costán. Fragas del Eume Foto: Florencio Costán. Torre de HérculesFoto: Florencio Costán