UN VIAJE DE NOVECIENTOS MIL AÑOS. DEL SILENCIO AL BULLICIO. DEL CANIBALISMO AL LECHAZO

UN VIAJE DE NOVECIENTOS MIL AÑOS. DEL SILENCIO AL BULLICIO. DEL CANIBALISMO AL LECHAZO

En cuatro días hemos hecho un recorrido de novecientos mil años por la provincia de Burgos. Hemos viajado desde la casa de nuestro abuelo caníbal, el “homo antecessor”, el homínido europeo más antiguo, descubierto en el yacimiento de Atapuerca, hasta nuestros días, hasta estos tiempos que vivimos, unos tiempos con preferencias gastronómicas notablemente más evolucionadas que las de nuestro antecesor, donde el lechazo y la morcilla de arroz son claros protagonistas.

Continuar leyendo

LOS LUGARES COLOMBINOS DE HUELVA

LOS LUGARES COLOMBINOS DE HUELVA

En los llamados “Lugares colombinos” de Huelva, Colón consiguió los barcos y navegantes y marineros expertos y encontró en sus monasterios las influencias necesarias para que la corona de España aprobara y apoyara el viaje que supuso una de las mayores gestas de la humanidad hasta aquel momento, una gesta que transformó el mundo.

Continuar leyendo

REAL OBSERVATORIO DE LA ARMADA Y MUSEO NAVAL DE SAN FERNANDO.

REAL OBSERVATORIO DE LA ARMADA Y MUSEO NAVAL DE SAN FERNANDO.

Un sobrio y elegante edificio neoclásico de finales del siglo XVIII alberga en San Fernando, desde hace más de 220 años, al Real Observatorio de la Armada, una entidad de notable relevancia internacional que está considerada como el centro científico más antiguo de España. Es un observatorio heredero del construido en Cádiz a mediados del XVIII por iniciativa del marino, científico y humanista Jorge Juan Santacilia.

Continuar leyendo

LAS CASAS CAPITULARES Y LA DUALIDAD SEVILLANA

LAS CASAS CAPITULARES Y LA DUALIDAD SEVILLANA

Hay quien se remonta a los primeros siglos de nuestra era, a la antigua Híspalis, a los orígenes romanos, para encontrar las primeras manifestaciones de la dualidad sevillana, o hispalense por situarnos en aquel tiempo, cuando al parecer, ya entonces la ciudad se dividía entre partidarios de Julio César, su fundador, y de Pompeyo. Pero sin necesidad de irnos tan lejos, observando la realidad actual, resulta evidente la dicotomía de una ciudad que geográficamente ya está dividida en dos por el Guadalquivir: Sevilla y Triana. También lo está deportivamente entre Sevilla y Betis y en su fervor mariano, Macarena y Esperanza de Triana y en su forma de entender la tauromaquia: Juan Belmonte y Joselito o en la de vivir la Semana Santa, entre el esparto y la capa o concebir el urbanismo a modo conservacionista a ultranza o partidario de modernizar la ciudad aunque sea metiendo la piqueta donde sea. Aquí nos encontramos a las personas más “rojas” y a las más “azules”, a las más elegantes y las más chabacanas, a las que se emocionan con los versos de Machado y Cernuda y las que lo hacen con las letrillas de los Cantores de Híspalis y la Pantoja. Ambas mitades componiendo un cuerpo único, dos personas distintas formando una realidad verdadera e indivisible llamada Sevilla.

Continuar leyendo